Bocas del Toro

Una ranita en Red Frog Beach

Al norte de Panamá, en el lado del Caribe, están las islas llamadas Bocas del Toro. Se llaman así porque en una esquina tienen cuevas donde entra el agua y hace un sonido como el rugido de un toro. ¿Cómo rugen los toros? Qué se yo, si fuera por mí llamaría estas islas Chorros del Toro, porque no deja de llover.


Estamos en la residencia del Tío Tom, lo cual sugiere que todos tenemos raíces alemanas, porque el tío Tom es un alemán grandote, ja, con una voz de trueno, ja, y una esposa roja (probablemente era blanca antes de mudarse al Caribe). Como ella, también las ranitas de la isla de Bastimentos son rojas, y como la alemana, son venenosas al tacto.

Ayer nos fuimos de exploración por la selva de esta isla. Vimos muchas ranitas rojas en lo que, apropiadamente, se llama Red Frog Beach. Muy lindas las ranitas, chiquichiquititas, y la playa preciosa, con arena blanca, agua tibia y una tranquilidad que solo se ve afectada por el improbable peligro de que se te caiga un coco en la cabeza.

Casi todos los huéspedes del tío Tom son alemanes. Por suerte yo tengo mi danke, ja y bitte frescos. El hotel es relativamente cómodo, relativamente acogedor, y como muchas otras casas del poblado, construido directamente sobre el agua.

Notas: Hay un montón de chinos en Panamá. Los gallos son el animal preferido de Centro América, creo yo. Las ranitas rojas probablemente se hicieron venenosas porque de lo contrario todos quisiéramos acariciarlas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s